Archivo de la etiqueta: Zapatos niña charol

Como limpiar los zapatos de charol

Hoy nuestra entrada en el blog, la limpieza de los zapatos de charol niña,
una consulta muy habitual de nuestros clientes.
    http://media.parabebes.com/productos/8/0/0/l.zapato-nina-charol-verde-musgo-primer-dia_1300181008.jpg
Existen muchos remedios caseros para limpiar los zapatos de charol, aceite de oliva, margarina, crema de manos, vinagre (es un ácido), leche y así un largo etc… Remedios que si bien nos pueden sacar de un apuro muy puntual, a medio plazo dañarán nuestros zapatos de charol irremediablemente.
La forma más idónea de limpiar el calzado infantil con productos de alta calidad especialmente creados para el cuidado del calzado de charol.

El charol es un cuero al que se le aplican varias capas de laca especial. Los zapatos de charol también llamados por los profesionales, de cuero barnizado por ese motivo, o como se les conoce en el mundo anglosajón, mary janes shoes, necesitan de unos cuidados específicos si deseamos conservarlos con todo su brillo y textura, sin dañar las capas de barnizado creándoles grietas.
Una vez que se ensucian y ya no digamos si tienen pequeños arañazos, no resulta fácil devolverles su estado lustroso con remedios caseros, ya que las huellas y el polvo, en el caso de utilizar aceites o grasas, se van a adherir como por arte de magia.
¿Cómo limpiar el charol?, empezaremos por el principio.
Antes de nada para limpiar unos zapatos de charol, lo más importante es tener cuidado.
Siempre utilizaremos paños o gamuzas muy finas y para las zonas de la suela, contornos y zonas donde haya algún grabado o dibujo, emplearemos un cepillo muy suave para lustrarlos.
Hay muchas marcas en el mercado, han creado unos productos pensados para limpiar el charol, siendo protectores contra los pequeños arañazos y huellas de los dedos. Podrás comprobar como el calzado de tus hijos quedarán brillantes, con un aspecto como nuevo y bien protegidos.
Así la forma de limpiar nuestros zapatos de charol, es simplemente  frotarlos suavemente con una gamuza humedecida o extendiéndolo en pequeñas cantidades siempre  con la ayuda de la gamuza.
Dejaremos secar el producto unos segundos y después los secaremos, dándoles brillo con un paño seco con movimientos enérgicos y circulares.
Espero que os sirva de consulta, como vereis es muy sencillo, solo hay que dedicarle un poco de nuestro tiempo¡¡¡
Hasta pronto amig@s.